Blogia
litteraemundi

SOBRE LA TIERRA TRES VECES SANTA

Estas últimas semanas recibimos diariamente una ración extra de muerte y destrucción. A la referencia diaria de muertos en atentados en Irak, se suman ahora, fundamentalmente, los ataques militares de Israel. Los de Hizbolá también hacen lo suyo. Sin embargo, soy de los que opinan que no puede esperarse que un grupo terrorista y un estado moderno, democrático, se comporten de la misma manera. "Que tú me tiras una piedra... ¡Pues yo te tiro un pedrusco, a ver qué te parece!".

Sé que me arriesgo a que digan que soy un cochino antisemita. Pero desde luego nada más lejos de mi intención. No pretendo ofender a ningún hijo de Sem, sea cristiano, judío o musulmán, porque tan semitas son los hebreos como los árabes o los arameos, sea cual sea su religión. Tan sólo quiero aprovechar esta plataforma para decir que YO no estoy de acuerdo con las decisiones políticas que está adoptando el gobierno del Estado de Israel, con todos mis respetos al pueblo judío.

Sé que esto es algo muy cortito. Israel tendrá todo el derecho a defenderse de ataques ajenos, pero no creo que ésta sea la forma, destruyendo barrios enteros y matando a civiles. Si los de Hizbolá se ocultan entre el resto de la población libanesa, usándola de escudo, a los israelíes no parece causarles ningún trauma moral bambardearles de todas formas. Tampoco pretendo decirles cómo han de ejercer sus derechos, es demasiado complicado. Pero insisto, ¡así no!

Y acabamos con el título. Produce cierto estupor, mucha confusión y un gran descrédito que un pueblo que tanto ha sufrido, como el judío, que ha sido masacrado en tantos lugares de Europa, ahora no muestre la sensibilidad y el respeto por la vida humana que tanto se ha denostado en sus verdugos. Es más, con declaraciones como las oidas en este país recientemente de boca de personajes judíos y del embajador de Israel, empieza a notarse demasiado que las actuales generaciones de israelíes (al menos sus políticos) son más vistimistas que auténticas víctimas del Holocausto. Afortunadamente no lo vivieron, pero a veces parece que hagan gala de ese macabro pasado simplemente para rechazar cualquier crítica política en el momento presente. Personalmente me parece indecente.

Pero es tan sólo la opinión de un ciudadano en un mundo diverso, amplio, múltiple y plural... de ¡momento!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

fernando MH -

Totalmente de acuerdo. Creo que uno de los problemas para entender todo este follón está en saber distinguir matices en la gama de grises; me explico: cada vez que alguien, un tertuliano, analista político o periodista, nos intenta explicar este conflicto, simplifica -para que lo podamos entender los pobres mortales ignorantes que de este asunto no tenemos mayormente ni idea, supongo- y al simplificar se deja la "foto" ya no en blanco y negro, sino en "mapa de bits", no sé si me explico: o blanco o negro, sin tonos intermedios. Y así como no es lo mismo un musulmán que un integrista islámico, no es lo mismo un judío que un sionista, ni un cristiano lo mismo que un neocons ultraortodoxo preconciliar. Me parece que si aplicáramos matices a nuestra paleta de contar las cosas, a riesgo de hacerlas algo más complejas, se entenderían sin embargo mejor. Eso creo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres