Blogia
litteraemundi

UNA CLASE, UN LIBRO, UNA PELÍCULA

Tomo prestado este post de mi compi Teresa sobre una película aclamada que también fue antes un libro y que recoge una realidad confusa que quiere ser intercultural pero que no lo logra del todo... Una buena convivencia intercultural es mucho más que grupos de fusión musical o restaurantes de gastronomías exóticas.
Se estrena hoy en España la película La Clase, protagonizada por el propio autor del libro que toma como punto de partida, François Begaudeau.

Ganadora de la Palma de Oro en Cannes, esta película de Laurent Cantet, un director en cuya filmografía destacan películas como Hacia el Sur y Recursos Humanos, vierte una mirada crítica pero nada simplificadora sobre las relaciones de poder dentro del aula y las dificultades de un profesor para transmitir conocimientos a un grupo de alumnos que se podría calificar como la típica clase multicultural. Se trata de grupo de adolescentes de diferentes orígenes, algunos de los cuales apenas hablan francés, a que un sistema educativo desbordado y poco adaptable tiene que integrar de alguna forma, ni que sea ofreciéndoles formación profesional bajo la forma de prácticas de reponedor en el supermercado local...

En La Clase se mezclan realidad y ficción , ya que el papel principal, el de un profesor de francés, está interpretado por Begaudeau, que escribió el libro homónimo basándose en su propia experiencia como maestro. Por otro lado, los alumnos son realmente alumnos de un instituto de la periferia parisina en pleno taller de teatro.

Las tensiones entre profesor y alumnos también son reales, debidas en parte a la propia naturaleza del sistema educativo, pero también al hecho de que el profesor tiene una experiencia vital radicalmente diferente de la de sus alumnos, lo que lleva a malentendidos muy reveladores.

Un ejemplo de estos malentendidos es la ocasión en que el profesor intenta explicar a sus alumnos, que viven en un entorno en el que sencillamente no se utilizan formas del subjuntivo ni un registro de discurso formal, que una persona debería saber "instintivamente" cuando aplicarlas.

Todavía no he visto la película, pero conozco el libro y no tengo duda que esta mantiene su espíritu. Es refrescante poder ver como se habla de multiculturalismo sin emplear el discurso paternalista y superficial estilo Benetton que muchas veces se adhiere al tema de la convivencia multicultural.

Este profesor es muchas veces irónico con sus alumnos, se equivoca, les vacila, abusa de su posición, pero también es una persona empeñada en transmitirles conocimientos, en ayudarles a desarrollar sus capacidades dentro de un sistema poco adaptado a sus necesidades.

El libro es fiel a la realidad, así que el profesor fracasa en gran medida en sus propósitos, pero el intento deja lugar a esperanza. No se trata de "promocionar" ni de "condenar" el multiculturalismo, simplemente se trata de retratar la realidad tal como ella es.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres