Blogia
litteraemundi

EL 42% DE LOS JÓVENES VIZCAÍNOS CREE QUE HAY DEMASIADOS INMIGRANTES

Uno de los datos arrojados por la encuesta de juventud "Gazteen Ikusmuga 2010/ Tendencias de  la Juventud Vizcaina" dice que casi la mitad de los jóvenes vizcaínos cree que hay demasiados inmigrantes en nuestro territorio. No se especifican en el artículo de prensa donde se hacen eco de este dato las edades de los jóvenes encuestados aunque, a priori, lo más preocupante, en mi opinión no es tanto el porcentaje de jóvenes que opinan así como el hecho de que se dé esa opinión.

En una generación que ha viajado como ninguna otra en nuestra historia, que ha visitado otros países y que se ha aprovechado de realidades como la de la Unión Europea; en una época en la que buena parte de los jóvenes hemos estudiado en algún país extranjero, o los hemos visitado en un viaje de estudios o unas vacaciones, todavía persiste, y con fuerza, el rechazo a lo extranjero. Siendo así, ¿cómo nos "atrevimos" a viajar a un país extranjero?

Es más, si la encuesta incluyera una pregunta sobre qué países y ciudades han visitado esos jóvenes, veríamos una alta relevancia de lugares como Londres, Amsterdam, Berlín... De mi propia experiencia, de comentarios de gente que también ha visitado lugares así, tengo la impresión de que una de las características de estas ciudades más valorada por todos los que las hemos visitado es su cosmopolitismo, la presencia de tanta gente de tantos otros lugares del mundo. Fijémonos en los estudiantes Erasmus: quien más quién menos ha vuelto a caso con amigos chinos, tailandeses, indios, africanos..., y por supuesto de otros países europeos. Pero eran estudiantes como nosotros, y no inmigrantes. Ni ellos ni nosotros nos sentíamos inmigrantes en esas ciudades extranjeras. Sin embargo, de vuelta en casa, lo que valorábamos tan positivamente allá, se vuelve molesto y lo rechazamos aquí.

Creo que algunas preguntas son mal interpretadas en las encuestas. Los jóvenes (y todos nosotros por extensión) no rechazan a los inmigrantes por ser inmigrantes, es decir, extranjeros; lo que rechazan es que sean pobres. No son esos estudiantes modernos, cool, que conocieron en sus viajes, sino gente que viene a buscarse una vida. Y eso suele resultar bastante menos molón. Y además se percibe como una amenaza, una competencia.

Lo que está claro es que en la construcción de las nuevas sociedades multiculturales no basta con "poner un poco de color" en nuestros medios de comunicación añadiendo personajes de origen extranjero en las series televisivas, por ejemplo, o programando batukadas y conciertos de percusión africana en nuestras fiestas; los festivales multiculturales se quedan cortos a la hora de explicar a la gente la realidad de compartir nuestro mundo en igualdad con personas de tan diversas procedencias y culturas. Hacen falta diálogos de ida y vuelta, y no muestras folklóricas ni integraciones aculturadoras.

En Lib-litteraemundi apostamos por una posible vía para profundizar en una realidad verdaderamente intercultural, a través de la lectura y los libros. Nos hemos especializado en publicaciones que hablan de las realidades de la inmigración y de las personas migrantes. Ofrecemos lecturas que retratan a otras gentes y sus culturas, para descubrir que en el fondo nos mueven las mismas esperanzas, miedos y anhelos. ¿Por qué hemos de sentir miedo ante eso? Creo que en fondo, lo que la encuesta revela es el miedo a la pobreza, a perder tantas cosas materiales como tenemos, a no poder alcanzar la vida de ensueño y de lujo que se nos "vende" con el "modo de vida occidental".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres